Header Ads

Ana se convierte en jefa de la casa de Big Brother

Esta semana, por única ocasión, Big Brother se transmitirá el miércoles 2 de diciembre...

Esta semana, Ana ganó el privilegio de ser jefa de la casa, sin embargo, su reinado será con poco presupuesto, pues Big Brother les descontó a los habitantes los destrozos que han causado en la famosa morada.

“El granjero inútil” fue la prueba para elegir al nuevo jefe. Los habitantes estaban dentro de un gallinero y debían colocar ocho huevos en el lugar correspondiente, sin embargo, tenían que hacerlo a través de una malla, lo que complicaba la misión. No tuvieron tiempo límite, pero el primero en lograrlo ganaría la prueba. Tenían 20 huevos para completar la misión, y si alguien se quedaba sin huevos, quedaría eliminado automáticamente.

Fue una actividad muy pareja para todos los habitantes, cualquiera podía ser el vencedor. Para poner un poco más de emoción, tuvieron que resistir la lluvia que los sorprendió. En el último instante, Ana tomó la delantera y, aunque le costó trabajo llegar a la posición número ocho, logró poner todos los huevos antes que sus compañeros y con ello se convirtió en la nueva jefa de la casa.

Por otro lado, la prueba del presupuesto semanal fue superada, sin embargo, les descontaron el reloj cucú y el rinoceronte que rompieron, de tal manera que sólo les quedaron mil 487 pesos.


“Si o no Big Brother” fue el nombre de la prueba de presupuesto, en la que sólo debían responder “si” o “no” a cada pregunta de Big Brother. En esta ocasión no sólo se estaban jugando el presupuesto, sino además una fiesta donde podían elegir la temática, la comida y las bebidas de su agrado; sin embargo, sólo tenían tres oportunidades para decirle que “no”, de lo contrario perderían. Apostaron el 70 por ciento del presupuesto.

El primer reto al que se enfrentaron fue a comer 47 donas entre todos, con mucho esfuerzo y con ayuda de agua, lograron acabárselas todas.

Mientras tanto, Paco fue tentado por Big Brother y Maribel Guardia, sin pensarlo, aceptó de inmediato pasar tiempo con la famosa cantante, por lo que fue llamado al confesionario. Muy emocionado entró, pues estaría con su artista favorita, ahí encontró a una Maribel Guardia de cartón, que lo debía acompañar en todas sus actividades.

A Shira le preguntó si estaría dispuesta a besar a Sargento durante diez segundos; la tamaulipeca dijo que no, pero el resto de los habitantes le comentaron que tenían pocas oportunidades para decir que no, así es que la motivaron para que cumpliera con el reto y aceptó.

Ana rechazó besar a Paco, categóricamente lo advirtió desde el inicio de la prueba. Por su parte, Chile y Paco comieron un huevo crudo cada quien para seguir peleando por el presupuesto.

Sargento fue encomendado a no dejar dormir a los habitantes. Rossana y Paco se dieron un beso durante diez segundos. Por la mañana, los habitantes debían bailar mientras realizaban sus actividades cotidianas. Todos se metieron a la alberca con lo que traían puesto; y finalmente, tras realizar todos estos retos superaron la prueba del presupuesto y saldaron sus deudas con Big Brother.

Esta semana, por única ocasión, Big Borther cambiará el día de la expulsión y nominación, la cual se transmitirá mañana miércoles 2 de diciembre a las 21:30 oras por PM Canal 5.