Header Ads

Sorprende Rosie Rivera en la cuarta gala de Mira Quién Baila

A pesar de haber recibido su tercera nominación, y con ello convertirse en la estrella más nominada de Mira Quién Baila, Rosie Rivera brilló en la cuarta gala del programa al elegirse a ella misma para bailar en la ronda de salvación, bajo el argumento de querer ganarse su lugar en el concurso sólo por su esfuerzo en la pista de baile.

Luego de las presentaciones individuales de los famosos, Javier Poza, conductor de la emisión, llamó a Rosie e Irina, nominadas en la gala anterior, para dar a conocer que Irina fue la favorecida por el público, sin embargo, los jueces Dayanara Torres, Lola Cortés y Joaquín Cortés, decidieron que Rosie merecía permanecer en la competencia, pues incluso por segunda ocasión Irina decidió no bailar debido a su lesión.


Los jueces expusieron a Irina sus propias experiencias cuando han estado lesionados y han tenido que dejar el alma en el escenario por cumplir un compromiso; sin embargo, Irina pidió respeto a su dolor y expuso lo difícil que es para ella tener a su madre angustiada por su situación a miles de kilómetros de distancia; enseguida se acercaron sus compañeros del concurso para despedir a la actriz rusa.


Por otro lado, este domingo las reglas cambiaron y la producción de Mira Quién Baila decidió darle a Rosie Rivera una “revancha”, luego de que sus compañeros la nominaron en la tercera gala. Esta nombrada “revancha” implicaría que Rosie decidiría a la tercera figura obligada a bailar en la ronda de salvación.

Durante los ensayos de la semana, Rosie cuestionó que Rommel Pacheco y Paul Stanley hubieran sacado una mejor evaluación que ella, por lo que antes de su primer baile, Rosie reflexionó y pidió la presencia de sus dos compañeros para ofrecerles una disculpa.

Si esta reacción de Rosie dejó a todos muy conmovidos, fue poco en comparación con la siguiente decisión de la hermana de Jenni Rivera. Luego de que Paul Stanley y Rommel Pacheco pasaron a la ronda de salvación, Sara Corrales, Greeicy Rendón, Santiago Ramundo y Emmanuel Palomares sabían que Rosie podría seleccionar a cualquiera de ellos, sin embargo, decidió elegirse a ella misma y con ello se llevó la ovación del público y los jueces.

Luego de la ronda de salvación, los jueces salvaron a Paul, por lo que Rosie y Rommel fueron los nominados de la cuarta gala.

Por su parte, Greeicy Rendón aceptó el reto de Joaquín Cortés de bailar con tacones, y esto le valió el mérito de convertirse por segunda ocasión en la mejor evaluada. Así fue como la artista colombiana se convirtió en la madrina de la cuarta casa entregada, gracias al apoyo de Fundación Televisa y Hábitat para la Humanidad México. La familia favorecida fue la de María de Jesús Salcedo Carrillo, de Xochimilco.

Mira Quién Baila, producción de Reynaldo López, se transmite los domingos a las 9 de la noche por las estrellas.

FOTOS